miércoles, 10 de abril de 2013

Nápoles Día 3


- Qué hacíamos hoy? 
- Hoy, vamos a Sorrento. 
- Ok, a qué hora entonces tomamos el alíscafo?
- Eh… no sé. Hay trenes hasta las 13.00hs. 
- Por qué? 
- Porque hoy es Pascuas!!
- Entonces no podemos ir!!!!

Ufaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa.

Quisimos desayunar. Ale salió a comprar algo y todos los negocios de alrededor estaban cerrados! Por suerte había sobrado pan y queso y salame y jamón del desayuno anterior así que comimos eso. (El pan estaba tan bueno que viejo y todo era sabroso!!!)

Qué hacer en Nápoles un día de Pascuas, donde sólo se escucha el repicar de las campanas? Salgamos a caminar! Todavía hay cosas para ver? Sí!

Eso sí, nuestra queja del “todo cerrado” nos la tuvimos que guardar en el bolsillo porque justamente, si algo había abierto por la muy transitada Vía Toledo eran los negocios grandes y pequeños que vendían pastelería.

Ya haré un post sobre TODO TODO TODO lo que comimos!!!

Dimos unas vueltas por el Barrio Español, un lugar al que la guía recomendaba no ir de noche. Por lo pronto, por lo menos de día, parecía invitar a recorrerlo.

 Pintoresco.

Bueno, acá te voy a mostrar algo que no se puede entender y que comenté en el primer post sobre Nápoles.

En estas fotos se ve claramente delimitado por dónde tendrían que transitar los peatones para no estar caminando sobre la calle.
 
Pero hay motitos estacionadas bloqueando el paso.

Si no, peatones caminando sobre la calle y el sector para ellos, lleno de motitos estacionadas!

Ah! Y los vendedores de paraguas, que ofrecen su mercadería sobre carritos de bebés!
 
Hermosísima la Galleria Umberto! 

Me gustó mucho y no había mucha gente.

Los pisos tenían los símbolos del zodíaco.

Qué hermosa esquina interior!

Notamos que arriba de los negocios (que estaban cerrados) había oficinas así que me imagino que durante los días de semana sí debe de haber mucho  movimiento.

De allí pasamos de casualidad por la Piazza Trieste e Trento.

Donde vimos esta hermosa fuente.

Y nos dirigimos para la Piazza Plebiscito, 25,000 metros cuadrados donde están ubicados, enfrentados entre sí, el Palacio Real y La Basílica de San Francisco de Paula.

Fue verla desde un costado y remitirme al Zócalo en México! Qué parecidas las plazas! Faltaba la bandera mexicana gigantota que hay siempre flameando en el centro!

Pero aquí en el centro hay dos estatuas ecuestres, la de Carlos III de España y la de su hijo, Fernando I de Borbón- Dos Sicilias.

El padre, Carlos III.

El hijo, Fernando I.

Borbón, eh, se nota! Mirá, es igual al rey Juan Carlos!!!

El Palacio Real data del año 1601 cuando comenzó a ser construido por el virrey de Nápoles para conmemorar la posible visita del rey de España Felipe III, quien al final, nunca fue y el palacio en sí fue terminado recién en la mitad del siglo XIX.

El Palazzo.
Se podía visitar, no teníamos mucho tiempo igual porque cerraba pronto así que sacamos algunas fotos adentro.

La Basílica vista desde el palazzo.

Y afuera, sobre todo la fachada donde hay estatuas de los diferentes gobernantes que tuvo Nápoles a lo largo de su historia.

Ruggero II di Sicilia, Federico II Hohenstaufen, Caros I de Anjou, Alfonso V de Aragón, Carlos V de Hasburgo, Carlos III de Borbón, Joaquín Murat y Victor Manuel II.

También sacamos fotos de la Basílica desde el Palacio. Mejor de lejos. Es que estaba toda llena de graffiti, una pena.

La Basílica.

Pasamos por un hermoso café- restaurant y salón de té, Gambrinus. 

Entramos  maravillados por su interior!

Salimos espantados por los precios! Un café de parado, €1.40. Sentado, €6. Diferencia loquísima!

Fuimos luego a caminar por la zona posh, llamada Chiaia.

Hay hermosos edificios y monumentos.

Negocios de los caros.

Y descubrimos una Nápoles limpia! Las calles inmaculadas!

Por último, para terminar el día in style, rumbeamos para el Jardín Botánico.

Después de tomar el funicular y esperar a que terminara la lluvia, descubrimos que estaba cerrado así que emprendimos la marcha de vuelta para cenar pastas, Italian style!


2 comentarios:

Ana O dijo...

Impresionante lo parecidos que son los reyes Juan Carlos y el de la estatua!

Tus fotos confirman algo que venia sospechando: cuanto mas cara la zona, mas cuidada esta. Sera una cuestion de educacion o clase social o simplemente que en esos barrios hay mas plata para gastar en limpieza?

Betty dijo...

Veo que a uds también los impresionó la Galería Humberto! no es tan renombrada como la de Milán y es tan bonita como ésa.

En cuanto a las comidas... Italia es uno de los "peores" países para mantener el peso! es imposible no tentarse con toooodo lo que hay a cada momento. En Escandinavia casi no he engordado, por los precios altos y la poca tentación jaja

Besos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...