miércoles, 23 de abril de 2014

Madurodam En Scheveningen

No es lo que parece...

En nuestro último día en Holanda teníamos pensado caminar por alrededores del hotel donde nos alojamos en Den Haag: Está la peatonal cerca y el plan inicial era desayunar tranquilos y luego pasear. Pero justo cuando nos estábamos preparando para irnos del hotel, sacando unos mapas y guías que no utilizaríamos, encontramos un folleto que habíamos obviado y era sobre Madurodam.

Entonces tuvimos esta idea: qué tal si vamos a Madurodam y luego seguir en tram hasta la playa?

Bravísimo! Eso hicimos y te lo paso a contar y mostrar!

Madurodam es un parque en miniatura a escala 1:25 donde se recrean diversos edificios y palacios holandeses, muchos que ya hemos visto ao vivo.

Se llama así por George Maduro, un estudiante de Curazao, que según me cuenta Wikipedia, que luchó contra la ocupación nazi pero murió en un campo de concentración en 1945.

Fue precioso visitar este predio y te puedo asegurar que todo está perfectamente recreado en miniatura. Muchas de las fotos las saqué con efecto "miniatura". Otras, no.

Mirá qué bellezas!

Palacios y castillos.

Se recrean escenas de la vida cotidiana también y muchas clases de diversos paisajes.

Paisaje campestre con molino incluido.

Fábricas.

Con mi altura, no estoy para ponerme de parámetro de nada, pero para que tengas una idea...

Pero acá soy Godzilla.

 Lo que me fascinaba era que muchas cosas funcionaban mecánicamente.

Los diferentes trenes andaban.

Los autos y camiones, también.

Los barcos se movían según cómo los manejaban los chicos.

Porque es muy interactivo también. Había comandos para que los chicos, mecánicamente, pudieran hacer mover los barcos u otras cosas.

Este edificio lo mostré cuando escribí de Den Haag!

Me parece que acá recrean la fiesta del rey, que se hará la semana próxima!

 Acá se recreaba el fin de la Segunda Guerra Mundial.

Bueno, en fin, todo es bellísimo y lo que más me gustó que el agua es real, los árboles son bonsai, las flores que ves también son de verdad. Es maravilloso! Todo detalle fue tenido en cuenta y, a pesar de que es una exhibición al aire libre, no hay NADA que esté despintado, deterioridado, deformado u oxidado. 

Está todo en perfectas condiciones!

Pasando el mediodía, como vimos que salió un sol hermoso, con más ganas fuimos a la playa.

Nos tomamos ahí mismo, a la salida de Madurodam, el tram 1 que nos llevó a la playa de Secheveningen.

El centro está muy cuidado.

Las veredas son anchísimas!

Como lo son las playas!

Hay negocios típicos.

Hay muchísimos restaurants lindos que dan a la playa.

Y un hermoso y gigante hotel.

En eso, se me antojó comer un pescado típico de aquí, el arenque. Un señor en un puesto lo vendía así como si hubiese sido hecho al escabeche, pero te vendía el pescadito entero, sin cabeza y sin cola y en un sandwich con un poquito de cebolla picada.

Cuando me lo dio, me adivirtió: "Cuidado con los pájaros" y me señaló una gaviota.

"En serio?" le pregunté incrédula.

Le pagué, dí dos pasos, un mordisco y al segundo me quedé con cero sandwich! Una gaviota me lo quitó y me dio el susto de mi vida!

El señor me vio y me dio otro sandwich sin cobrarme...

Porque fue horrible, no sé cómo explicártelo. De repente te quedás con la boca abierta, literal y figurativamente porque no entendés nada! Ves tu comida en el suelo y todas las gaviotas como locas!

Encima que yo las odio!!

TE ODIO!


Y después de esta desventura (y sí, lloré de la bronca, lo admito!), nos tomamos el tram 1 y la vuelta fue por demás hermosa.

Mirá por dónde volvíamos!!! Por el medio del bosque!!!

Cuando llegamos a la "ciudad", pasamos por la embajada de Argentina.

Para las 4pm ya estábamos en el hotel haciendo el late check-out y despidiéndonos de Holanda, un país al que ya decidimos volver una y otra vez.

Ha sido un placer recorrer sus distintas ciudades, fueron pocos días pero muy intensos!

Hasta la vuelta, Holanda!

martes, 22 de abril de 2014

Rotterdam

Oh, sí, Rotterdam!

Pues así como Tere y Betty adivinaron, hoy fuimos a Rotterdam, una ciudad con mucha originalidad y mucha variedad de lo que sea, más grande, me parece (o con más para ofrecer) que Den Haag.

En realidad, tengo la sensación de que cada una tiene su "actitud" y Rotterdam es más directa, más de ir al punto.

Pero se ve hermosa desde cualquier ángulo!

A Ale le pareció que es una ciudad con aires setentistas muy fuertes. Eso concluyó al ver los edificios, muy de esa época en cuanto a diseño.

Es que durante la Segunda Guerra Mundial, Rotterdam fue bombardeada hasta casi desaparecer y fue reconstruyéndose a través de las décadas que siguieron. Por eso quedó muy poco del clásico estilo holandés.

Se respira, por ende, un cierto aire al "todo vale" y un ejemplo de ello es esta estatua que está en plena peatonal, la calle Oude Binnenweg:

Papá Noel posando con... eh... bueno.

Llegamos casi al mediodía  a la Estación Central y ahí mismo ya empezás a tener idea de lo que verás durante la caminata.

Por ejemplo, estos edificios.


O estos.


Por ahí pasaba el tram, qué lindo! Sobre césped prolijamente cortado y mantenido.

Seguimos un recorrido que había en una guía que TUVIMOS QUE COMPRAR en la oficina de turismo que estaba en la estación. Me quejo porque creo que esa clase de información tiene que estar disponible gratuitamente para los turistas, como pasa en la mayoría de las ciudades que he visitado. Realmente no recuerdo que haya pagado por guías finitas con información básica. Pero bueno, en fin...

Esta es la hermosa municipalidad.

Pasamos por un paseo de compras hundido, diseñado por un americano, especialista en diseñar shopping centres.

Se nota el estilo americano! Y allí atrás, el edificio de la Bolsa de Comercio.

Otro edificio precioso es Laurenskerk, una iglesia estilo gótico, muy dañada por las bombas de 1940.

Pero que hoy está totalmente refaccionada.

Allí enfrente está la estatua de Desiderius Erasmus, una escultura de bronce que data de 1622 y es la más antigua de Holanda.

Erasmus nació en Rotterdam y es el símbolo de esta ciudad.

No aguantaba más, quería llegar cuanto antes a ver las casas cúbicas!!!!

Piet Blom fue elegido para construir un puente inusual sobre una calle con mucho tráfico. El resultado fueron estas casas que son habitadas y hay hasta un hostel!

Hay muchos patios internos. No es genial?!?!

La número 70 es un museo y ejemplo de cómo podrías disponer de las habitaciones!

Del otro lado, desde el Oude Haen, un puerto interno, se tiene otra vista magnífica!

También vimos este precioso edificio del año 1898, uno de los primeros rascacielos de Europa.

Se llama Witte Huis, de estilo Art Nouveau.


Bordeando el canal, vimos el edificio apodado Red Apple porque había un mercado de manzanas.

Ahí cerquita hay en una plaza una estatua de bronce que fue hecha en 1951 e impresiona cuando sabés qué simboliza:

El agujero en el cuerpo simboliza cómo Rotterdam fue "herida" por el bombardeo alemán.

Caminamos en dirección al hermoso Puente Erasmus que está sobre el río Maas. 

Tiene 139 metros de alto y está suspendido por 40 cables. Lo apodan "El Cisne".

Se tiene una vista espectacular de edificios espectaculares!

Una vez que lo cruzamos caminando, llegamos a ver el Pabellón Flotante.

Son tres globos entrelazados, el más grande tiene 24 metros de diámetro. Es un piloto para una futura urbanización flotante en Rotterdam.

Al lado está esta escultura del planeta Tierra hecha con botellas descartables!

Aquí se ve al hermoso hotel New York secundado por varios otros edificios altos.

Tomamos un taxi acuático (un bote, bah, parecido a los de Tigre, si mal no recuerdo) y cruzaos a otro sector de Rotterdam, Veerhaven, donde vimos edificios más clásicos.

Como estos.

Terminamos nuestro día por la zona de Oude y Nieuwe Binnenweg, una zona de calles peatonales con muchos pubs, negocios, coffee shops.

Donde también había arte por todos lados!

Y por donde se encuentra la estatua de Papá Noel que mostré al principio!

Fuimos a cenar, ya no dábamos más y volviendo a la estación tuvimos la oportunidad de sacar mejores fotos con la poca luz que había.

Schouwburgplein.

Y al rato se largó a llover con todo!

Pero por suerte estábamos cerca de la estación así que enseguida tomamos nuestro tren de regreso y acá estamos!

Gracias por pasar y leer, me encantó leer los comentarios del post anterior, gracias por pasar y tomarse su tiempo!

Nos leemos pronto!





lunes, 21 de abril de 2014

Campos De Tulipanes En Lisse

No se puede todo en la vida. No se puede estar bien con dios y con el diablo. No se puede caminar y comer chicle. No se puede elegir alguna que otra foto cuando sobrevolás campos de tulipanes y cuando visitás un parque... No se puede! No se puede!

Cómo me costó elegir las pocas fotos que publicaré en este post porque los colores que yo he visto hoy difícilmente los vea juntos y tan bien combinados en otro lado!

Los tulipanes siempre fueron mis flores favoritas junto con el jazmín y, sinceramente, pasé un día maravilloso!

Lo comenzamos bien temprano cuando fuimos en tren al aeropuerto internacional de Schiphol para tomarnos desde allí un bus que nos llevó a la Terminal de Aviación General de donde parten aviones privados. 

Tuvimos que llevar nuestros pasaportes, los chequearon todo manualmente con sticker y planilla, papel y lapicera y al ratito se acercaron (éramos un grupo de 12 personas) el capitán y el copiloto quienes tan divinamente se presentaron, nos explicaron cómo sería el vuelo y que no íbamos a volar muy alto y que una vez que el avión tomara cierta altura, nos podíamos desabrochar los cinturones y movernos por todo el avión a nuestro gusto.

También, para placer de Ale, nos dijeron que la cabina iba a estar abierta durante todo el viaje así que también se podía sacar fotos de ese sector. Volamos en un DC-3 de 1944, un avión pequeño que solía usar la familia real de Holanda.

Ahora lo bautizaron Princesa Amalia, por la futura reina de Holanda.

Creo que no se puede explicar mucho, no?

Les juro que no es ninguna alfombra, son tulipanes!!!

El vuelo duró algo de media hora, tiempo en el que sacamos fotos y filmamos y se nos pasó súper rápido!

Aquí estoy bajando del pequeño y movedizo avión.

Luego volvimos al aeropuerto, almorzamos allí y tomamos otro autobús que nos acercara a Keukenhof Gardens. 

Keukenhof Gardens es un parque de unas 32 hectáreas y es el lugar más grande del mundo donde se plantan y exhiben tulipanes durante solamente 8 semanas al año y así y todo atrae a unos 800.000 visitantes anuales.

Se nota, no?

Sin embargo, no te creas que se estaba incómodo. Había lugar para todos y nadie se chocaba y se empujaba. En realidad, la foto pareciera mostrar mucha gente apretujada pero no fue así en ningún momento: El predio es gigante y se podía caminar y sacar fotos cómodamente.

El paseo fue un constante deleite centímetro por centímetro porque hay sectores que tienen arbustos, otros tienen lagos; también pequeñas cascadas. 

Todo está hermosamente diseñado.

La combinación de colores! (La foto está sacada con efecto "miniatura")

Lo que sorprende, verdaderamente, es el tamaño de los tulipanes!

Hermosos!

Hermosos!!!!!

También hay un invernadero donde se exhiben toda clase de orquídeas.

Nos subimos a un molino.

Desde donde contemplamos parte del parque.

Y campos coloridos.

Muy coloridos!

 El día que nos tocó estuvo muy lindo, soleado y con calorcito y caminamos mucho aunque como íbamos despacio no nos dábamos cuenta. Me doy cuenta ahora que me siento a escribir, a seleccionar fotos y no puedo más del sueño!

De todas maneras, este post con las fotos solas no necesita mucha descripción, sólo recomendarles que si quisieran visitar este sitio, que siempren consulten antes porque las fechas varían según cómo estuvo el clima. Este ha sido un año un poco más cálido que el resto por lo que la cosecha de tulipanes se adelantó.

Ojalá puedan hacer esta excursión! La recomiendo totalmente!


Nosotros lo disfrutamos muchísimo!

Mañana no creo que nos tengamos que levantar muy temprano pero pensamos recorrer otra hermosa ciudad. Alguna idea de cuál? A ver quién adivina!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...